La lección

La lección, Urok, Bulgaria, Grecia, 2014, 111 min.

Dirección y Guión: Kristina Grozeva, Petar Valchanov. Fotografía en color: Krum Rodriguez. Edición: Petar Valchanov. Con: Margita Gosheva (Nadezhda), Ivan Barnev (Mladen), Stefan Denolyubov (prestamista), Ivan Savov, Ivanka Bratoeva. CP: Abraxas Film, Graal Films, Little Wing Productions. Prod: Kristina Grozeva, Konstantina Stavrianou, Irini Vougioukalou. Dist: Mirada Distribution.

En un pequeño pueblo de Bulgaria, Nadezhda, una joven profesora, intenta descubrir al alumno que roba en su clase para enseñar una lección en torno al concepto de lo bueno y lo malo. Sin embargo, cuando se endeuda con algunos prestamistas, ¿sabrá cuál es el camino correcto? ¿Qué factor hace que una persona se convierta en un delincuente? El primer largometraje de ficción de Kristina Grozeva y Petar Valchanov intenta responder esta pregunta al revelar poco a poco detalles de su protagonista mientras se sumerge en la estática vida de una villa búlgara, todo con el objetivo de simbolizar la rebelión del ser humano frente a un mundo actual definido como cínico y mercantil.

Premios y Festivales

2015 Nominación al Premio FIPRESCI. Festival de Cine de Jerusalén. Israel. / Nominaciones a los premios Big Screen y KNF. Festival Internacional de Cine de Róterdam. Países Bajos. / Mejor Dirección y Mejor Actriz (Margita Gosheva). Festival Internacional de Cine de Transilvania. Estados Unidos.

2014 Alejandro de Bronce. Festival de Cine de Tesalónica. Grecia. / Gran Premio y Premio Especial del Jurado. Festival Internacional de Cine de Tokio. Japón.

Kristina Grozeva / Petar Valchanov

Sofía, Bulgaria, 1976 / Plovdiv, Bulgaria, 1982

Tras codirigir el documental A Parable of Life (2009), los dos realizadores iniciaron una estrecha colaboración que ha resultado en la creación de guiones, cortometrajes y documentales. La lección es su debut en el largometraje de ficción, precedido por Glory (Slava, 2016).

Crítica:

Situándose en el malestar de una Bulgaria inmersa en las secuelas del sistema comunista, los directores y guionistas Kristina Grozeva y Petar Valchanov han confeccionado un relato sobre la moral que cobra fuerza gradualmente. La lección sigue a una profesora de primaria llevada por el deseo de enseñar a sus alumnos el valor de la honestidad, sólo para darse cuenta, más tarde y de primera mano, lo que significará tomar medidas desesperadas cuando ella misma se vea confrontada por terribles circunstancias económicas.

En la primera escena de la película, los alumnos de una clase son confrontados a una frase escrita en el pizarrón: «Alguien ha robado mi cartera». Esto va más allá de ser sólo un ejercicio lingüístico: en efecto, uno de los alumnos ha sido víctima de un robo, y la maestra, Nade (Margita Gosheva) les pide leer la frase en voz alta. Tiene buenas intenciones, pero lo primero que consigue es humillar a la joven Katya. Cuando nadie admite su responsabilidad, Nade le pide que revise la mochila de sus compañeros sin ninguna evidencia.

El preludio se erige como una metáfora sobre las dificultades profundamente arraigas de una nación desilusionada tras la disolución del Bloque del Este. Los ideales no son para los débiles de corazón, y Nade aprenderá su propia lección cuando el banco reclame su casa. Los directores proceden entonces a darle vida a una íntima historia sobre la moral individual frente a un contexto de caóticas condiciones sociopolíticas. Si el guión del filme está endeudado con Dostoievski, su realización imita a la de los hermanos Dardenne en El silencio de Lorna [2008], utilizando un estilo de cámara en mano que se enfoca en la protagonista.

La lección es un interesante debut en el largometraje de ficción para Kristina Grozeva y Petar Valchanov. El bajo perfil, las grandes actuaciones y el estilo completamente consistente de la película, retienen nuestra atención y evocan no tanto el “crimen y el castigo” como el “crimen y la desilusión”.

Fragmentos de un texto de Hans Morgenstern

Film Comment (filmcomment.com)

Nueva York, 4 de marzo de 2015

Traducción: Gustavo E. Ramírez Carrasco