Nació en Morelia, Michoacán, en 1927. Realizó estudios en el Colegio de San Nicolás y en la Escuela de Medicina de la umsnh. Fue director de su escuela y rector de la Institución. Impartió cátedra en el Colegio de San Nicolás y ocupó el cargo de secretario general de la UMSNH. Fundador de las Ediciones de la Casa de San Nicolás. Falleció en 1975, en la misma ciudad que lo vio nacer.

3CEDDB92-DF31-4BC8-8BD1-66DEEFA94401.jpeg

San Nicolás de ilusión

Pís pás, pís pás

calís calás, calís calás

Shh. ¡Pum!...¡San Nicolás!

Del corazón al compás verdad buscando a mi

vera camino que reverbera de Vasco, San Nicolás. 

El alma dice pís pás, la vida dice ilusión,

en el pís pás la emoción vida en dolor se me pierde, 

nicolaita que se muerde la llama de la pasión.


De angustia ya nunca más vivirá el presentimiento, 

a ocultar el pensamiento, tiniebla no volverás.

Decimos : calís calás y la garganta se agita, calís 

calás el que grita, porque sabe que se vierte sonrisa 

que ante la muerte las verdades resucita.


Encendida en las auroras dice la vida: pís pás,

calís calás...calís calás...nicolaita que atesoras

pís pás, pís pás, que enamoras, calís calás que tramontes luz

que se pierde en los montes, mientras lucha en lontananza

el zorro de la esperanza y el Ché de los horizontes.


Por un pís pás al instante, calís calás

el destino en el shh, ¡pum! El camino se inspira en el

caminante. Camino de levante, San Nicolás donde

mora la Patria, que con su aurora, en cohete de

crepúsculo, hace del ¡pum! Un mayúsculo lucero que se desflora.


Y en la herencia cotidiana del amor que nunca es

ido, te quieren decir olvido, siendo en ayeres mañana.

Pasado que se desgana en Ocampo, se quebró cuando a la

Reforma dio Constitución de metralla, centella que

se desmaya, pero que no se dobló.


De mis pasos al compás verdad buscando a mi vera, 

veredita compañera, ¿vienes de San Nicolás? De tu escudo

te me vas pís pás, pís pás de pasión, calís calás

corazón, calís calás despedido, te vas cohete 

prendido, San Nicolás de ilusión.


Tu mirada

Los instantes

son golondrinas del tiempo

que llegan,

hacen su hogar en el recuerdo

y se van…


Mi vida va pasando,

acompañada por el frío de mi silencio, 

como una lista de horas

que huye tras el tiempo.



No me puedo detener para decirte 

que no puedo hacer un poema

de tu mirada triste.

¿Tu mirada?

También son tristes mis abrojos 

y no me quejo.


¿Tu mirada...

el horizonte de tus ojos 

me alumbre siempre sin decirme nada.


Penar

Muchacha que te vas vencida y sola

por el mundo camino sin aurora 

perdido el horizonte que te besa

y al marchar, en crepúsculos vacíos, 

vas cayendo y cayendo en la tristeza 

de frutos inciertos y sombríos.


Penando rondan ya, los muertos besos 

que se quedaron en mis labios presos

por la divina cárcel de tu boca, 

mientras el alma de los dos, callada,

soñaba en el embrujo que provoca 

suspender nuestra vida en la mirada.


Rondan tus besos muertos, yertos, fríos, 

sobre la tumba de los labios míos…