Fernando Ramírez Aguilar

Nació en Morelia, Michoacán, 1944 y falleció en 2001. Egresó del Colegio de San Nicolás; estudió la carrera de Leyes en la UMSNH y fue profesor de las preparatorias nicolaitas. También fue impresor, tipógrafo, editor, narrador, profesor y poeta. Publicó los poemarios: La claridad silenciosa, 1968; Cantos de soledad y Recuento de cenizas, 1973. Elaboró varias antologías y participó en algunos libros colectivos como Incursión en el tiempo, 1969 y Cementerio de luz, 1971. Dejó una abundante obra inédita a la espera de ser estudiada y divulgada.

Se desprende la débil soledad del paisaje...

Aunque no vengas,

déjame llamarte a cada instante, aunque no vengas.

Qué importa si no vienes, yo te amo,

aunque no vengas.

El azul se ha puesto pálido de luna, un temblor delirante cubre el sol.

Y mi voz te reclama, aunque no vengas.

Andaré en una playa solitaria, melancólico y triste,

tiraré la infinita

ilusión de vivir.

Y volveré a nombrarte interminablemente, aunque no vengas nunca; aunque yo viva así.

7477ECEE-D935-4225-B35C-1F84342BD031.jpeg

Hai -Kus

Ser como agua:

Dúctil, paciente, calma. Y estar en todo.

A veces juego pentagrama de signos a no ser lo que soy.

Escribo a obscuras

por no turbar un sueño dentro de otro.

muestra centenaria de poetas nicolaitas 125

Porque hay recuerdos que son lágrimas secas: jamás van al mar.

Cierro los ojos.

La noche en fragmentos cae, el dolor ¿dónde está?

Aire sumiso:

Tu corazón de fuego nace en tormentas.

Morelia nocturnal arcoíris de silencios: La luna pasa.

Sombra impalpable, la melancolía pasa: Tiembla alrededor.


Fragmento sacado del libro: 

“Muestra Centenaria de Poetas Nicolaitas” 

Fco. Javier Larios Medina 

Coordinador del volumen 

Rodrigo Pardo Fernández

Editor de la colección