Evento presencial.

Uso obligatorio de cubrebocas.

Entrada libre.

La Orquesta de Cámara de la Universidad Michoacana es un ensamble de alto nivel de la Casa de Hidalgo. Fundada en 1993, la OCUM se ha ​​consolidado a lo largo del tiempo como una orquesta de nivel profesional e importante trayectoria en todo el país. Su temporada de conciertos ya es una tradición cultural en la ciudad de Morelia, con sus diversos directores invitados y un repertorio que va desde obras clásicas, música mexicana, óperas, música contemporánea y mucho más.

En estos tiempos de cambio y adaptación tecnológica, la OCUM sigue adelante, llevando la música hasta la seguridad de sus casas y eventos presenciales con todas las medidas sanitarias. La orquesta sostiene la consigna de seguir compartiendo el arte y el amor por la música; es por eso que la temporada de conciertos 2022 sigue en un formato en línea a través de nuestro canal en YouTube (Cultura UMSNH).

Así que, sin más,

¡Sigamos disfrutando de la música!

PROGRAMA:

WhatsApp Image 2022-05-20 at 3.15.28 PM (1).jpeg

NOTAS AL PROGRAMA:

En este programa la OCUM presenta tres obras de distintos momentos del siglo XVIII. La primera es el Concierto para cuerdas en do menor Rv 120 de Antonio Vivaldi. El segundo número es el Concierto No. 2 en mi mayor para violín y orquesta de Johann Sebastian Bach, interpretado por el Mtro. César Reyes, destacado integrante de esta agrupación. El programa concluye con la Suite No. 5 para orquesta de cuerdas en sol menor, cuya autoría más probable corresponde a Wilhem Friedmann Bach.

Sucediendo a figuras del calado de Arcangelo Corelli (1653-1713) y Giuseppe Torelli (1658-1709), Antonio Vivaldi consolidó el liderazgo de Italia en la vida musical europea de finales del XVII y principios del XVIII. Su Concierto en do menor RV 120 da muestra de la maestría vivaldiana en los distintos recursos que despliega en este género instrumental: ágil contraste de texturas orquestales y materiales temáticos, manejo efectivo del ímpetu rítmico en los movimientos ágiles, simplicidad e intensidad líricas, y también, refinada escritura polifónica. En el primer movimiento, “Allegro non molto”, escucharemos a todo el conjunto orquestal (tutti) presentar el primer material temático. Su espíritu impetuoso contrastará con el segundo material, unas escalas descendentes de carácter “doliente” presentadas solo por los violines. El resto del movimiento consiste en variaciones sobre estos dos materiales temáticos. En el segundo movimiento, un “Largo”, el primer violín presenta un intenso y breve motivo que será retomado progresivamente por el resto de los instrumentos. Con este motivo musical como fondo obstinato, los violines I y II irán declamando una sentida melodía con un tono acaso devocional. Para el tercer movimiento, un “Allegro”, nos aguarda una refinada y ágil fuga.

Entre 1717 y 1723 Johann Sebastian Bach (1717-1723) se integró como compositor y músico de la corte de Cöthen. Debido a la denominación calvinista de la corte, ésta exigía que la música para los servicios religiosos no fuese demasiado elaborada. En cambio, la música secular se vio favorecida por el impulso que le brindó el príncipe Leopold Anthalt-Cöthen, quien era amante de la música y destacado instrumentista aficionado. El príncipe se aseguró de formar un pequeño ensamble de cámara con los mejores músicos a su alcance. Inspirado por el concerto grosso italiano, Bach compuso sus conciertos para violín para este ensamble camerístico. El más famoso de ellos es el Concierto No. 2 para violín y orquesta en mi mayor BWV 1042. El primer movimiento, un “Allegro”, se estructura en forma da capo: el mismo material musical abre y cierra el movimiento, con una sección intermedia contrastante en la tonalidad de do sostenido menor. A lo largo del movimiento escucharemos reaparecer una especie de ritornello, es decir, un pasaje orquestal que resurge a veces en su forma completa y en otras fragmentariamente. De acuerdo con algunos musicólogos la relación del ritornello con la parte del violín solista podría interpretarse como una alegoría de la posición de Bach en la corte: la expresión individual, el violín solista, debe articularse en el marco de la jerarquía de la realeza, el ritornello que insiste en afirmarse. Hasta que esta relación ha sido definida el solista se desarrolla con mayor libertad. En el movimiento central, un “Adagio” en tonalidad menor, el violín lidera el discurso musical con expresivo lirismo, éste es acompañado por un obstinato en las cuerdas graves, es decir, un patrón que preserva el mismo contenido motívico durante prácticamente toda la pieza. En el último movimiento, “Allegro assai”, un ritornello alterna sucesivamente con pasajes de violín solo. En estos últimos el nivel de virtuosismo irá escalando hasta alcanzar un punto máximo en el cuarto pasaje solístico.

Aun hoy día no se sabe con certeza quién es el compositor de la Suite No. 5 para orquesta de cuerdas en sol menor. Tradicionalmente ha sido atribuida a Johann Sebastian Bach (1695-1750), una figura inconmensurable en la historia de la música de concierto occidental. Uno de sus últimos discípulos, Christian Friedrich Penzel (1737-1801), copió las partituras de las que deriva la versión de la suite que conocemos ahora. Actualmente se cree que la suite podría haber sido escrita por Wilhem Friedemann Bach (1710-1784), primogénito de Johann Sebastian. Educado musicalmente por su padre, Wilhem Friedemann fue reconocido desde joven como un virtuoso del clavecín, y murió siendo considerado el organista más importante de Alemania. Pese al extendido reconocimiento público, llevó una vida modesta y de constantes dificultades económicas, esto debido a un carácter problemático en el ámbito profesional. De acuerdo con el musicólogo David Schulenberg, esta suite refleja rasgos estilísticos propios de la música de Wilhem Friedemann. La suite comienza con una “Obertura” bipartita. Su primera sección es un largueto que carece del ritmo punteado típico de las oberturas francesas, la segunda consiste en una fuga doble. El segundo movimiento es un “Torneo”, forma que podría estar vinculada a un “ballet ecuestre o carrusel”, géneros practicados en Viena y otras cortes europeas desde el siglo XVII temprano. El tercer movimiento es un “Aria”, la única pieza de la suite en una tonalidad diferente, “mi bemol”. El cuarto movimiento es un “Minueto-trio”; en esta forma musical, el minueto abre y cierra la pieza, mientras que el trio es la sección central. En este caso, el trio está orquestado únicamente para dos violines y chelo. El último movimiento es un “Capriccio” que muestra otro rasgo característico de Wilhem Friedmann: la alternancia entre polifonía cromática imitativa y episodios en estilo galante.

César Oswaldo Reyes Ceniceros, violín.

Inició su formación musical en Morelia Michoacán, de donde es originario. Un año más tarde en Estambul cursa un año de bachillerato musical en “Adıgüzel Güzel Sanatlar lisesi”, estudiando violín con el maestro Melikcan Zaman y piano con la maestra Yelena Nişancı.

Ingresa al Conservatorio de las Rosas en 2013, a estudiar con el maestro Miguel Ángel García Ramírez y posteriormente con la maestra Guellya Dubrova. En 2014 participa en el curso “La música a través del Atlántico: Interpretación de la música panhispánica del siglo XVIII” a cargo del Dr. Luis Antonio Gonzáles Marín y “Los músicos de su alteza” en marco del Coloquio Internacional “Celebración y sonoridad en las catedrales novohispanas”. En 2016 participa en una edición de la Sinfonieta de Querétaro bajo la dirección del maestro Andrés Ortega y en 2019 en una edición de La Sinfonieta del Festival de Música de Morelia Miguel Bernal Jiménez con Juan Felipe Molano cómo director.

Ha colaborado con la Orquesta Sinfónica de Michoacán, la Orquesta de Cámara de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la Orquesta de Cámara del conservatorio de las rosas como solista, concertino y músico de fila en temporadas regulares y dentro del margen de varios festivales como “Festival Internacional de Música de Morelia”, “Festival Internacional de Órgano de Morelia”, “Festival internacional de Cine”, “Festival internacional de ópera de Verano”, entre otros. Ha tomado clases maestras con Daniel Rowland, Viktoria Horti, Ron Francois y ensambles como Moscú String Quartet, Brodsky String Quartet, Penderecki string Quartet, Duo Francois,Trio Immersio, Orquesta de cámara de Berlín, entre otros.

En 2021, egresó de la Licenciatura bajo la tutela del maestro Julián Martínez Vázquez y actualmente es concertino de la Orquesta Filarmónica del Tzintzuni.

Notas al programa: Heriberto Cruz




Etiquetas
música de cámara OCUM CCU Eventos presenciales concierto